MERAKI

MERAKI: hacer algo con amor y creatividad, dejando parte del alma en ello.
El por qué de Meraki en Letras.

Amor y emprendimiento, ¿combinación letal?

Veo al mundo caer en una constante: el afán emprendedor. No condeno en absoluto sus métodos y formas, pero sí me parece nuevamente una tendencia. Una competencia para no quedarnos fuera del concepto general. Muy lejos de una iniciativa de ayuda y superación. Grave error. Durante mis vacaciones tuve la oportunidad de participar de un…

La ayuda más bonita tiene forma curva.

“Mientras más triste sea tu historia, más fuerte debe ser tu sonrisa.” Tantas veces he caminado por la calle sin rumbo ni sentido aparente, iba como guiada por inercia, en silencio, taciturna, no sé qué buscaba, pero sí sé de lo que huía. No recuerdo cuantas veces he querido salir corriendo, dejar todo atrás y…

En el amor no se pierde nunca.

Los días empiezan a ser cada vez más fríos, un clima perfecto para refugiarme en mi cama, dejar que la música se apodere de las cuatro paredes de mi cuarto y que las letras hagan su magia. La música finalmente hace vibrar los latidos de mi corazón y consigue que este se abra sin miedo,…

Te confieso corazón.

Y aquí estamos otra vez. Las calles sin sentido nuevamente. El cielo grita culpas que me impiden alzar la mirada. ¿Soy feliz? No lo creo. ¿De qué se me acusa? De querer serlo. Teníamos la vida resuelta corazón, ¿Por qué desobedeciste mis órdenes y te enamoraste de nuevo? ¿No habíamos tenido suficiente ya?   Corazón,…

El detrás de un día gris.

El que estés aquí y ahora es un hecho absoluto que dice que tienes un pasado librado, el cómo es únicamente de tu propiedad. 

Plumas amigas.

Hay días inesperados que llegan sólo para hacerte notar que el tiempo no pasa en vano. Los que te hacen ver atrás y decir: ¿cómo diablos he llegado hasta aquí? Y creo que son muy necesarios. Necesarios para reconocer que el tiempo pasa y debes aprovecharlo, que aunque nisiquiera te des cuenta o no pretendas…

Libera las culpas

El mundo siempre premia al concepto de no rendirse, pero nadie nos dice que aceptar que hay cosas que no dependen de nosotros no es renunciar.

DÍAS LOCOS.

Un día cualquiera en la oficina, curiosamente nadie ha dormido bien, todos se rien de todo, a todos pareciera no importarles nada, por una vez en mucho tiempo creo notar algo parecido. El jefe quiere renunciar, la seria de siempre se ríe de todo, la que siempre tiene hambre parece no tenerlo. Toda una cadena…